13 de octubre de 2015

Reseña: Belleza cruel, de Rosamund Hodge





 Titulo orginal: Cruel Beauty
Autor: Rosamund Hodge
Saga: Autoconclusivo
Editorial: Ediciones Kiwi
Género: Fantasía
Edición: Tapa blanda
Precio: 17.90€
Páginas: 330

 




Desde su nacimiento, Nyx ha sido prometida al malvado gobernante de su reino, el Señor Bondadoso, todo por un trato temerario de su padre. Desde entonces han estado entrenándola para matarlo. Traicionada por su familia y obligada a obedecerla, Nyx clama contra su destino. En su decimoséptimo cumpleaños abandona todo lo que conoce para casarse con el todopoderoso e inmortal Ignifex. ¿Su plan? Seducirlo, desarmarlo y romper la maldición que pesa sobre su pueblo desde hace novecientos años.
 Pero Ignifex no es lo que Nyx esperaba. Su encanto, la seducción, y su castillo -Un mágico laberinto de habitaciones en movimiento-, la tienen cautiva. Mientras Nyx busca una forma de liberar a su pueblo descubriendo los secretos de Ignifex, se sentirá involuntariamente atraída por él. Aun atreviéndose a amar a su enemigo, ¿cómo negar su deber de matarlo?
 Basado en el clásico cuento de La Bella y la Bestia, Belleza Cruel es una historia de amor deslumbrante sobre nuestros más oscuros deseos y su poder para cambiar nuestro destino.






Belleza cruel ha sido una de mis últimas lecturas veraniegas, y la verdad es que he tenido buenas y malas sensaciones con su lectura, debido posiblemente a que me esperaba algo muy distinto. Bueno, allá vamos. La historia de Ignifex y Nyx me ha gustado pero a la vez me ha parecido confusa. Como acabo de decir, me genera sentimientos encontrados ya que hay muchas cosas que esta historia tiene a su favor, pero a su vez también tiene muchos puntos negativos.

Belleza cruel desde mi punto de vista no esta basado en La Bella y la Bestia ni debería considerarse un retelling. Es más, durante su lectura ni me acordé ni pense que pudiera serlo. El único gran paralelismo que podemos hacer entre ambas historias es el de los protagonistas: una joven hermosa se enamora de un chico que todo el mundo piensa (o saben) que es un monstruo, y ella a pesar de odioarlo acaba amándolo. Esa podría ser la idea clave que haya servido de inspiración a la autora. Esto no quiere decir que para mi sea algo negativo, simplemente yo no encontré el clásico entre las pagínas de este libro. 


El mundo de Nyx e Ignifex es muy original, tanto que en un principio quedé encandilada con su historia, simplemente no podía resistirme a seguir leyendo sobre su mundo, Arcadia. La autora plasma con originalidad un extraño mundo incomunicado del que no se pueden salir. El cielo es como un enorme pergamino que esconde el verdadero azul del cielo. Además este mundo esta gobernado por el tirano Ignifex, conocido como el Señor Bondadoso, un demonio que hace tratos con todas aquellas personas que lo desean, tratos que siempre tendrán consecuencias. El reino esta lleno de otros demonios que aterrorizan a la gente, y una sociedad secreta pretende acabar con él, ayudandose de La Hermética, un arte (llamemolos mágia) con la que conviven día a dia. Y Nyx, hija del lider de dicha organización, será quien lleve a cabo el plan, porque es su destino y está condenada a ello. Además es encerrada en un misteroso y complejo castillo que cada día cambia la disposición de sus habitaciones, para hacer más complicado aún la estancia y la misión de Nyx. Con todo esto, ¿Cómo no te enganchas? No puedes, hay que seguir leyendo, pero con el paso de las páginas esa ilusión, ese deseo de saber que pasa se va desvaneciendo al ver que hay un entramado bastante lioso y poco hilado con suficiente nitidez ( o eso o yo lei muy por encima este libro jaja) que da paso a un final lleno de giros inesperados que para mi no fueron suficientemente acertados. 

Sobre los personajes, en cambio, tengo que decir que me gustaron muchisimo. Nyx es una chica llena de odio, y ha pasado la vida maldiciendo su destino y a todos aquellos que la han llevado hasta donde esta, desde su padre hasta su hermana y el propio Señor Bondadoso. Es tremendamente inteligente y fuerte, sabe lo que quiere en la vida y no dudará en hacer sufrir a aquellas personas a quien cree que lo merece. A su vez es bastante confusa en el tema del amor, porque siente atracción por dos personas distintas a la vez, aunque esto queda resuelto al final de la historia. En general me ha parecido una chica valiente que se ha adaptado a todas las circustancias tan asombrosas que le han ido sucediendo. 

Por otro lado tenemos a Ignifex, que es un demonio muy poderoso con una apariencia humana muy hermosa, y lo unico que le delata son sus temibles ojos rojos. El es el Señor Bondadoso, quien gobierna toda Arcadia, y quien se encarga de satisfaccer los deseos de sus subditos, los cuales tendran siempre consecuencias negativas. Creo que este personaje, a pesar de ser un demonio tiene caracteristicas muy humanas, y Nyx le ayudará a superarlas. Además es muy comprensivo con ella y para mi ha sido bastante divertido, para ser tan malo como lo pintaban. Con él podremos descubrir que los malos no son tan malos y los buenos, a veces, son más malos.



La escritura de Rosamund Hodge te atraerá como un imán y sobretodo te parece intrigante y misteriosa en un principio. Tiene un argumento muy muy bueno que quizás no haya explotado de la mejor forma posible pero que sin duda es muy entretenido, todo ello gracias a unos personajes bien formados que haran que ames u odies esta historia. O a su autora. Sin duda es un libro recomendable después de leer lecturas pesadas o dificiles de leer porque harán que te olvides de ellas y te adrentres en el particular mundo de Nyx e Ignifex.